Edgar Martínez optimista tras ver aumento de votos al Salón

Edgar Martínez optimista tras ver aumento de votos al Salón

SEATTLE -- La admirable carrera de Edgar Martínez en Grandes Ligas se caracterizó por la paciencia que al final rindió frutos. Su intento por llegar al Salón de la Fama del Béisbol podría requerir de seguir el mismo plan de acción.

Los resultados de la elección para el 2017 fueron revelados el miércoles por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), y aunque Martínez no obtuvo los votos suficientes, el ex bateador designado y leyenda de los Marineros de Seattle tuvo el brinco más significativo en el total de votos en los ocho años que ha aparecido en la boleta. 

Martínez, actualmente coach de bateo de los Marineros, finalizó en la sexta posición entre los 34 jugadores que integraron la boleta de votación, dando un brinco del 43.4% en 2016 al 58.6% de los votos este año. El aumento del 15.2% fue el más grande para cualquier jugador que regresa a la boleta este año, y el resultado dejo a Martínez dentro de un alcance realista del 75% de los votos necesarios para llegar al Salón de la Fama con dos años más restantes en la boleta.  

"En general, me habría encantado haber obtenido por lo menos un 60 [por ciento], pero al menos estoy más cerca de 60 que de 50", manifestó Martínez mediante una llamada con reporteros del área de Seattle. "El brinco es alentador. Aún me quedan par de años más, entonces creo que voy en la dirección correcta ahora mismo".

El miércoles, Jeff Bagwell (86.2%), Tim Raines (86%) y el puertorriqueño Iván Rodríguez (76%) recibieron los votos suficientes para ser exaltados al Templo de los Inmortales. Trevor Hoffman (74%) y el dominicano Vladimir Guerrero (71.7%) quedaron bien cerca de ser elegidos, lo mismo que Martínez, quien obtuvo un mayor porcentaje de votos que Roger Clemens (54.1), Barry Bonds (53.8) y Mike Mussina (51.8).

Martínez, quien también vio tiempo de acción como antesalista, compilo un promedio de bateo de .312 y un porcentaje de embasarse de .418, y es uno de apenas 10 peloteros en la historia de Grandes Ligas en haber conectado 300 o más jonrones, 500 o más dobles, haber recibido 1,000 o más bases por bolas y registrado un porcentaje de bateo de .300 y al menos .400 de porcentaje de embasarse. Los otros, como Stan Musial, Rogers Hornsby, Babe Ruth, Lou Gehrig y Ted Williams, ya están en Cooperstown, así como Chipper Jones (eligible en el 2018), Todd Helton (2019) y los dominicanos Manny Ramirez y Albert Pujols, éste último aun activo.

El porcentaje de embasarse de por vida de Martínez de .418 es el 21er más alto en la historia de Grandes Ligas, mientras que su promedio de embasarse más slugging (OPS) de .933 ocupa el 34to lugar en la historia y es el 4to más alto entre bateadores derechos en la era moderna. También ocupa el 44to sitio en bases por bolas recibidas con 1,283 y el 50mo en dobles con 514.

Sin embargo, todavía no está en el Salón de la Fama y aparte de estar en una papeleta con bastantes dignos candidatos, la razón principal es la interrogante que existe en torno a si un jugador que vio acción la mayor parte de su carrera como BD debería ser considerado digno de convertirse en inmortal por encima de jugadores de posición quienes también vieron acción con el guante.
Pero ese argumento ahora parece estar perdiendo fuerza.

"Parece que la gente se está sintiendo más cómoda con el bateador designado", dijo Martínez. "Se ha hablado más sobre mi situación. La gente tiene diferentes puntos de vista sobre el bateador designado, las estadísticas derivadas de la sabermetría se están teniendo en cuenta y eso ayuda a mi caso".

Algo que siempre ha estado a favor de Martínez es la "opinión general". Sus ex compañeros y miembros del Salón de la Fama, Randy Johnson y Ken Griffey Jr., han hecho una campaña a favor de que Martínez esté en Cooperstown. El dominicano Pedro Martínez, también Salón de la Fama, una vez lo calificó como "el bateador más difícil que enfrenté".

Los votantes de la BBWAA pueden elegir hasta 10 jugadores en sus boletas y los jugadores que reciben al menos el 5% son elegibles para continuar en la papeleta por 10 años.
Martínez dijo que está emocionado por ver cómo se desenvuelve la situación.

"Sabía que no iba a suceder este año, pero esta vez se trató de ver cómo aumentarán los votos y cómo llegaré al 75%", explicó Martínez.

"Fue un honor jugar en Seattle y ver el apoyo de los aficionados que no ven la hora de que entré al Salón de la Fama. No tengo palabras para describirlo".